“El día en que Elsa Peretti se unió a Tiffany & Co. fue el día en que entramos en una nueva era de nuestra historia en la innovación del diseño”. 

—Michael J. Kowalski, antiguo presidente y director ejecutivo de Tiffany & Co. 

Peretti nació en Italia y fue educada en Roma y Suiza. Más tarde volvió a Roma para graduarse en diseño de interiores. En 1969, comenzó una carrera como modelo en Nueva York y Barcelona y también empezó a diseñar sus propias joyas. El diseñador de moda americano Giorgio di Sant'Angelo utilizó algunas de los diseños de Peretti en un desfile, convirtiéndose al instante en un éxito. En esa época, conoció también al legendario diseñador Halston, que se convirtió en uno de sus amigos más íntimos y con el que colaboró a menudo. 

En una década como diseñadora de joyas, cosechó grandes éxitos con sus colecciones más emblemáticas como “Bottle”, “Open Heart”, “Diseño Bean” y, por supuesto sus brazaletes Bone. A principios de la década de 1980, sus colecciones para Tiffany se ampliaron para incluir diseños de porcelana,cristal y plata para el hogar. Al igual que sus joyas, estos nuevos diseños recibieron elogios por sus fluidas formas y su cualidad táctil. Representan el amor por la vida, la calidez de un generoso anfitrión y la idea de que la belleza y la utilidad siempre deben ir de la mano. 

 

 

“El tacto es importante: muchas veces me inspiro con cosas táctiles”.

En reconocimiento por su excepcional carrera, Tiffany estableció la Cátedra Elsa Peretti en Diseño de Joyería en el Instituto de Tecnología de la Moda (Fashion Institute of Technology, FIT), la primera cátedra financiada por una donación en la historia del FIT. En 2001, la diseñadora recibió el título de doctora honoraria en Bellas Artes del FIT.

 

También recibió el premio Coty Award de joyería en 1971 y el galardón President's Fellow Award de la Escuela de Diseño de Rhode Island en 1981. En 1996, el Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos la nombró diseñadora de accesorios del año. Los diseños de Elsa Peretti están incluidos en las colecciones permanentes del Museo Británico de Londres (Inglaterra), el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Museo de Bellas Artes de Boston (Massachusetts) y el Museo de Bellas Artes de Houston (Texas).

 

Pocos diseños logran conservar su estilo y belleza durante décadas, pero los de Peretti son igual de modernos hoy que cuando se crearon.