Jean Schlumberger (1907-1987) nació en el seno de una prominente familia de fabricantes textiles en Alsacia, Francia, pero más tarde se trasladó a la ciudad de Nueva York. En 1956, el presidente de Tiffany & Co., Walter Hoving, lo contrató como vicepresidente de la empresa. Se decoraron un estudio de diseño y un salón especiales según las especificaciones de Schlumberger y, con un abastecimiento ilimitado de las mejores piedras de color al alcance de su mano, el artista creó algunos de los diseños de joyería más espectaculares de su carrera.

Como apasionado innovador, Schlumberger recibió numerosos premios y galardones en el mundo del arte y de la moda. Fue el primer diseñador de joyería en ganar el codiciado premio Coty American Fashion Critics’ Award en 1958. Además, el Musée des Arts Décoratifs de París, que alberga diseños originales de Schlumberger, le rindió homenaje con una retrospectiva titulada “Un Diamant dans la Ville” (Un diamante en la ciudad) en 1995. Este tributo póstumo supuso el tercer homenaje que este museo dedicaba a un diseñador de joyería.

 

En sus últimos años, Jean Schlumberger volvió a París, la ciudad que había despertado su vena artística. Murió en 1987, a los 80 años, dejando atrás un magnífico legado de maravillosas creaciones.