“Cuando alguien mira un escaparate de Tiffany, quiero que esa persona se vuelva para mirarlo una segunda vez o incluso una tercera. Quiero que experimente la repentina percepción de novedad que los filósofos Zen llamaban la ‘cualidad de lo asombroso’ que hay en todas las cosas”.

 

—Gene Moore

El fundador de Tiffany & Co., Charles Lewis Tiffany, era un showman consumado. Fue un adelantado a su tiempo, ya que comprendía el deseo humano universal de soñar con algo más grande que uno mismo y, desde que se abrió la primera tienda en Nueva York en 1837, la fantástica decoración de los escaparates de Tiffany ha inspirado justamente eso. Charles Tiffany comprendía la importancia de la teatralidad y estaba dispuesto a poner de todo en sus escaparates con tal de atraer a las masas. En 1868, el showman P.T. Barnum encargó un carruaje de caballos de plata y joyas en miniatura como regalo para el General Tom Thumb (un artista de circo de  64 cm" de altura) y su esposa. El carruaje se expuso en el escaparate de la tienda de Tiffany en el 550-522 de Broadway y atrajo la atención de todo aquel que pasaba por delante.

 

El duradero encanto de los escaparates de Tiffany puede apreciarse en la icónica película Desayuno con diamantes. La protagonista, interpretada por Audrey Hepburn®, se ve atraída por la decoración del escaparate de la tienda insignia de la Quinta Avenida de Nueva York. “Cuando me siento así, lo único que me ayuda es subir a un taxi e ir a Tiffany. Enseguida me relaja. Es tan silencioso y soberbio… Allí no puede ocurrir nada malo”, declara ella.

 

Audrey Hepburn®—Marca registrada y similares son propiedad de Sean Hepburn Ferrer y Luca Dotti—Todos los derechos reservados.